Calculadora de ovulación y otros métodos
Calculadora de ovulación y otros métodos

Una vez más despedimos el año llenos de nuevos propósitos y buenas acciones; el gimnasio, perder peso, dejar algún que otro vicio y , ¿Por qué no quedarse embarazada?
El proceso del embarazo si parece no tener misterio, la cosa es un poco más complicada que escribirlo en una lista de deseos y luego poner la semillita y todo eso. Detrás del embarazo hay una serie de procesos que hacen del embarazo todavía algo más extraordinario.

El embarazo solo es posible cuando:

  • Se produce la ovulación en la mujer y ella tiene relaciones sexuales sin protección justo antes de ésta (periodo pre ovulatorio).
  • Durante unos 5 días que son los que los espermatozoides pueden sobrevivir en el interior del cuerpo de la mujer después de la eyaculación.
  • O el mismo día que se produce la ovulación, ya que el óvulo no puede sobrevivir más de 24 horas una vez fuera de los ovarios.

Calculadora de ovulación

La ovulación es el proceso mediante el cual uno de los ovarios libera un óvulo, a veces más de uno (gemelos, mellizos, trillizos…). Esto se produce “generalmente” entre los 12 y 16 días después del primer día de regla, variación que irá en función de cada ciclo menstrual y mujer (sabiendo que pueden haber ciclos de entre 20 y 35 días).

En resumen tenemos unos 6 días fértiles al mes para intentar quedarnos embarazadas y según las estadísticas en parejas con fertilidad normal y edades de menos de 35 años hay un 20% de probabilidad cada mes. Si esto lo alargamos a todo un año de probar, las posibilidades pueden ascender a un 85% si aprendemos a detectar cuando se produce la ovulación.


¿Qué métodos disponemos para saber cuando estamos ovulando?

  • Durante el proceso de ovulación se segregan hormonas y estrógenos sencillamente detectables con unos productos de uso doméstico que podemos encontramos en las farmacias. Se trata de unos productos que no son económicos, pero pueden ser una opción si vemos que no conseguimos quedarnos embarazadas.
  • El uso del calendario es un método económico y muy sencillo de realizar si nuestro ciclo mensual acostumbra a ser regular. Lo único que tenemos que controlar es el primer día de regla y sabremos que entre 12 y 16 días después se producirá la ovulación. Pero al haber varios tipos de ciclos menstruales (cortos, normales, largos, irregulares) según cada mujer, una herramienta muy eficaz para calcularlo es la calculadora de ovulación.
  • Con el control de la temperatura basal: la primera de la mañana después de haber dormido como mínimo 4 horas y sin haber realizado ninguna actividad, podemos determinar el momento de ovulación. Está comprobado que antes de la ovulación la temperatura basal es unas dos décimas inferior a una vez producida. Por tanto para realizar este método tendremos que controlar durante varios meses la temperatura a diario para intentar encontrar un patrón. Siempre en la misma zona del cuerpo, a la misma hora y con el mismo termómetro lo más preciso posible, de galio (sustituto del mercurio) mejor que digital, y podremos tomar la temperatura corporal, bucal, rectal o la vaginal y lo iremos apuntando. Recordemos que el día que sube la temperatura no es el momento de la ovulación, por tanto el momento para tener más posibilidades de embarazo tiene que ser antes que ésto se produzca, es decir, antes que suba la temperatura dos décimas. Este método puede ser efectivo, pero el alcohol, una comida fuerte, enfermedad y algún otro factor pueden influir en la temperatura basal y eso nos puede despistar y hacer que el método no sea válido.
  • Mediante la saliva también podemos ver el aumento de estrógenos y algunas hormonas, unos kits de farmacia nos pueden ayudar para ello. Pero al igual que el método de la temperatura basal, factores como el alcohol, la comida o algún medicamento pueden influir haciendo no válida la prueba.
  • El moco cervical también nos puede dar pistas del período de ovulación. Durante las diferentes fases de ciclo menstrual esta mucosidad adquiere diferentes características.
  1. En la fase folicular que va del primer día de regla a cuando se libera el ovulo, la existencia de moco es prácticamente nula.
  2. En la siguiente fase, la ovulatoria, la mucosidad cervical ya es más palpable y muy semejante a la clara del huevo. Debido a que su pH es más optimo para los espermatozoides, este es el momento para la fecundación.
  3. En la última fase, la lútea, si el óvulo no ha sido fecundado el moco se vuelve más espeso e incluso puede contener presencia de sangre. Si aprendemos a diferenciar las diferentes formas del moco, este puede ser un buen método de control de la ovulación. De una forma similar a la temperatura basal, es posible determinar los días más fértiles.
  • El síndrome de Mittelschmerz es ese dolorcito que cada mes cuando estamos ovulando se manifiesta en uno de los laterales a la altura de los ovarios. La razón por la que se produce el dolor es la ruptura del folículo durante la expulsión del óvulo por tanto puede ser otra forma en la que nuestro cuerpo nos avisa que se está produciendo la ovulación. Lo único que hay que tener en cuenta es que este dolor no siempre se da en el momento de la ovulación, puede ser antes o después, por lo que no siempre nos va ser un buen indicador.

Y solo nos queda por decir, calma que el estrés no ayuda, y sobre todo que no se convierta en una obligación tener relaciones sexuales, todo esto no se sabía en tiempos de los australopithecus y ya somos más de 7.000 millones de personas.

Written by BabyPlanner Barcelona

Consultores de Maternidad y Paternidad privados: Especializados en enfermeras tituladas a domicilio, pediátricas y Salus, los primeros días del bebe en casa.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calculadora de ovulación y otros métodos
Calculadora de ovulación y otros métodos

Una vez más despedimos el año llenos de nuevos propósitos y buenas acciones; el gimnasio, perder peso, dejar algún que otro vicio y , ¿Por qué no quedarse embarazada?
El proceso del embarazo si parece no tener misterio, la cosa es un poco más complicada que escribirlo en una lista de deseos y luego poner la semillita y todo eso. Detrás del embarazo hay una serie de procesos que hacen del embarazo todavía algo más extraordinario.

El embarazo solo es posible cuando:

  • Se produce la ovulación en la mujer y ella tiene relaciones sexuales sin protección justo antes de ésta (periodo pre ovulatorio).
  • Durante unos 5 días que son los que los espermatozoides pueden sobrevivir en el interior del cuerpo de la mujer después de la eyaculación.
  • O el mismo día que se produce la ovulación, ya que el óvulo no puede sobrevivir más de 24 horas una vez fuera de los ovarios.

Calculadora de ovulación

La ovulación es el proceso mediante el cual uno de los ovarios libera un óvulo, a veces más de uno (gemelos, mellizos, trillizos…). Esto se produce “generalmente” entre los 12 y 16 días después del primer día de regla, variación que irá en función de cada ciclo menstrual y mujer (sabiendo que pueden haber ciclos de entre 20 y 35 días).

En resumen tenemos unos 6 días fértiles al mes para intentar quedarnos embarazadas y según las estadísticas en parejas con fertilidad normal y edades de menos de 35 años hay un 20% de probabilidad cada mes. Si esto lo alargamos a todo un año de probar, las posibilidades pueden ascender a un 85% si aprendemos a detectar cuando se produce la ovulación.


¿Qué métodos disponemos para saber cuando estamos ovulando?

  • Durante el proceso de ovulación se segregan hormonas y estrógenos sencillamente detectables con unos productos de uso doméstico que podemos encontramos en las farmacias. Se trata de unos productos que no son económicos, pero pueden ser una opción si vemos que no conseguimos quedarnos embarazadas.
  • El uso del calendario es un método económico y muy sencillo de realizar si nuestro ciclo mensual acostumbra a ser regular. Lo único que tenemos que controlar es el primer día de regla y sabremos que entre 12 y 16 días después se producirá la ovulación. Pero al haber varios tipos de ciclos menstruales (cortos, normales, largos, irregulares) según cada mujer, una herramienta muy eficaz para calcularlo es la calculadora de ovulación.
  • Con el control de la temperatura basal: la primera de la mañana después de haber dormido como mínimo 4 horas y sin haber realizado ninguna actividad, podemos determinar el momento de ovulación. Está comprobado que antes de la ovulación la temperatura basal es unas dos décimas inferior a una vez producida. Por tanto para realizar este método tendremos que controlar durante varios meses la temperatura a diario para intentar encontrar un patrón. Siempre en la misma zona del cuerpo, a la misma hora y con el mismo termómetro lo más preciso posible, de galio (sustituto del mercurio) mejor que digital, y podremos tomar la temperatura corporal, bucal, rectal o la vaginal y lo iremos apuntando. Recordemos que el día que sube la temperatura no es el momento de la ovulación, por tanto el momento para tener más posibilidades de embarazo tiene que ser antes que ésto se produzca, es decir, antes que suba la temperatura dos décimas. Este método puede ser efectivo, pero el alcohol, una comida fuerte, enfermedad y algún otro factor pueden influir en la temperatura basal y eso nos puede despistar y hacer que el método no sea válido.
  • Mediante la saliva también podemos ver el aumento de estrógenos y algunas hormonas, unos kits de farmacia nos pueden ayudar para ello. Pero al igual que el método de la temperatura basal, factores como el alcohol, la comida o algún medicamento pueden influir haciendo no válida la prueba.
  • El moco cervical también nos puede dar pistas del período de ovulación. Durante las diferentes fases de ciclo menstrual esta mucosidad adquiere diferentes características.
  1. En la fase folicular que va del primer día de regla a cuando se libera el ovulo, la existencia de moco es prácticamente nula.
  2. En la siguiente fase, la ovulatoria, la mucosidad cervical ya es más palpable y muy semejante a la clara del huevo. Debido a que su pH es más optimo para los espermatozoides, este es el momento para la fecundación.
  3. En la última fase, la lútea, si el óvulo no ha sido fecundado el moco se vuelve más espeso e incluso puede contener presencia de sangre. Si aprendemos a diferenciar las diferentes formas del moco, este puede ser un buen método de control de la ovulación. De una forma similar a la temperatura basal, es posible determinar los días más fértiles.
  • El síndrome de Mittelschmerz es ese dolorcito que cada mes cuando estamos ovulando se manifiesta en uno de los laterales a la altura de los ovarios. La razón por la que se produce el dolor es la ruptura del folículo durante la expulsión del óvulo por tanto puede ser otra forma en la que nuestro cuerpo nos avisa que se está produciendo la ovulación. Lo único que hay que tener en cuenta es que este dolor no siempre se da en el momento de la ovulación, puede ser antes o después, por lo que no siempre nos va ser un buen indicador.

Y solo nos queda por decir, calma que el estrés no ayuda, y sobre todo que no se convierta en una obligación tener relaciones sexuales, todo esto no se sabía en tiempos de los australopithecus y ya somos más de 7.000 millones de personas.

Written by BabyPlanner Barcelona

Consultores de Maternidad y Paternidad privados: Especializados en enfermeras tituladas a domicilio, pediátricas y Salus, los primeros días del bebe en casa.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calculadora de ovulación y otros métodos
Calculadora de ovulación y otros métodos

Una vez más despedimos el año llenos de nuevos propósitos y buenas acciones; el gimnasio, perder peso, dejar algún que otro vicio y , ¿Por qué no quedarse embarazada?
El proceso del embarazo si parece no tener misterio, la cosa es un poco más complicada que escribirlo en una lista de deseos y luego poner la semillita y todo eso. Detrás del embarazo hay una serie de procesos que hacen del embarazo todavía algo más extraordinario.

El embarazo solo es posible cuando:

  • Se produce la ovulación en la mujer y ella tiene relaciones sexuales sin protección justo antes de ésta (periodo pre ovulatorio).
  • Durante unos 5 días que son los que los espermatozoides pueden sobrevivir en el interior del cuerpo de la mujer después de la eyaculación.
  • O el mismo día que se produce la ovulación, ya que el óvulo no puede sobrevivir más de 24 horas una vez fuera de los ovarios.

Calculadora de ovulación

La ovulación es el proceso mediante el cual uno de los ovarios libera un óvulo, a veces más de uno (gemelos, mellizos, trillizos…). Esto se produce “generalmente” entre los 12 y 16 días después del primer día de regla, variación que irá en función de cada ciclo menstrual y mujer (sabiendo que pueden haber ciclos de entre 20 y 35 días).

En resumen tenemos unos 6 días fértiles al mes para intentar quedarnos embarazadas y según las estadísticas en parejas con fertilidad normal y edades de menos de 35 años hay un 20% de probabilidad cada mes. Si esto lo alargamos a todo un año de probar, las posibilidades pueden ascender a un 85% si aprendemos a detectar cuando se produce la ovulación.


¿Qué métodos disponemos para saber cuando estamos ovulando?

  • Durante el proceso de ovulación se segregan hormonas y estrógenos sencillamente detectables con unos productos de uso doméstico que podemos encontramos en las farmacias. Se trata de unos productos que no son económicos, pero pueden ser una opción si vemos que no conseguimos quedarnos embarazadas.
  • El uso del calendario es un método económico y muy sencillo de realizar si nuestro ciclo mensual acostumbra a ser regular. Lo único que tenemos que controlar es el primer día de regla y sabremos que entre 12 y 16 días después se producirá la ovulación. Pero al haber varios tipos de ciclos menstruales (cortos, normales, largos, irregulares) según cada mujer, una herramienta muy eficaz para calcularlo es la calculadora de ovulación.
  • Con el control de la temperatura basal: la primera de la mañana después de haber dormido como mínimo 4 horas y sin haber realizado ninguna actividad, podemos determinar el momento de ovulación. Está comprobado que antes de la ovulación la temperatura basal es unas dos décimas inferior a una vez producida. Por tanto para realizar este método tendremos que controlar durante varios meses la temperatura a diario para intentar encontrar un patrón. Siempre en la misma zona del cuerpo, a la misma hora y con el mismo termómetro lo más preciso posible, de galio (sustituto del mercurio) mejor que digital, y podremos tomar la temperatura corporal, bucal, rectal o la vaginal y lo iremos apuntando. Recordemos que el día que sube la temperatura no es el momento de la ovulación, por tanto el momento para tener más posibilidades de embarazo tiene que ser antes que ésto se produzca, es decir, antes que suba la temperatura dos décimas. Este método puede ser efectivo, pero el alcohol, una comida fuerte, enfermedad y algún otro factor pueden influir en la temperatura basal y eso nos puede despistar y hacer que el método no sea válido.
  • Mediante la saliva también podemos ver el aumento de estrógenos y algunas hormonas, unos kits de farmacia nos pueden ayudar para ello. Pero al igual que el método de la temperatura basal, factores como el alcohol, la comida o algún medicamento pueden influir haciendo no válida la prueba.
  • El moco cervical también nos puede dar pistas del período de ovulación. Durante las diferentes fases de ciclo menstrual esta mucosidad adquiere diferentes características.
  1. En la fase folicular que va del primer día de regla a cuando se libera el ovulo, la existencia de moco es prácticamente nula.
  2. En la siguiente fase, la ovulatoria, la mucosidad cervical ya es más palpable y muy semejante a la clara del huevo. Debido a que su pH es más optimo para los espermatozoides, este es el momento para la fecundación.
  3. En la última fase, la lútea, si el óvulo no ha sido fecundado el moco se vuelve más espeso e incluso puede contener presencia de sangre. Si aprendemos a diferenciar las diferentes formas del moco, este puede ser un buen método de control de la ovulación. De una forma similar a la temperatura basal, es posible determinar los días más fértiles.
  • El síndrome de Mittelschmerz es ese dolorcito que cada mes cuando estamos ovulando se manifiesta en uno de los laterales a la altura de los ovarios. La razón por la que se produce el dolor es la ruptura del folículo durante la expulsión del óvulo por tanto puede ser otra forma en la que nuestro cuerpo nos avisa que se está produciendo la ovulación. Lo único que hay que tener en cuenta es que este dolor no siempre se da en el momento de la ovulación, puede ser antes o después, por lo que no siempre nos va ser un buen indicador.

Y solo nos queda por decir, calma que el estrés no ayuda, y sobre todo que no se convierta en una obligación tener relaciones sexuales, todo esto no se sabía en tiempos de los australopithecus y ya somos más de 7.000 millones de personas.

Written by BabyPlanner Barcelona

Consultores de Maternidad y Paternidad privados: Especializados en enfermeras tituladas a domicilio, pediátricas y Salus, los primeros días del bebe en casa.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Aquesta web utilitza Cookies
Acceptar Cookies
x